Dice Octubre pero en realidad es desde el 27 de Septiembre hasta el 27 de Octubre pues #ansiosa 😛 Hace unos meses una amiga de IG me habló de los “passion projects” y me enamoré de la idea de tomar un proyecto durante un x tiempo, que tuviera una fecha de inicio y una de fin. Para las personas que tenemos miles de intereses y somos tan cambiantes, ¡realmente significa la salvación!

Mi primer proyecto se desprende de algo que vengo haciendo hace bastante en Internet: documentar mi estilo. La verdad es que con el paso de los años, lo “pro” que se volvió la fotografía en Instagram y la presión de solo mostrar “outfits elevados”, compartí cada vez menos mis looks reales, la posta, lo que uso a diario. Y de alguna forma eso también hizo que perdiera la noción de cuál era realmente mi estilo; ¿cuántas veces compramos algo porque sabemos que para la foto se va a ver INCREÍBLE pero que en realidad es muy poco cómodo/práctico? Me pasó MIL VECES.

Parte de tomarme este desafío de fotografiar durante 1 mes absolutamente TODOS mis outfits tiene que ver con volver a entender el core de mi estilo. ¿Qué es lo que realmente me gusta? ¿Con qué me siento super cómoda y linda? Casi me atrevo a decir la famosa frase de Marie Kondo: Does this spark joy to me? Muchas veces es una pregunta que me parece una boludez (perdón), pero que en este caso me pareció ideal para darme cuenta de lo que, a futuro, podría ser un decluttering furioso.

Documentación de mis 31 looks

¿Qué aprendí en este proceso?

Me reencontré con mi estilo favorito.

Siempre fui de refunfuñar en contra de las tendencias y heme aquí habiendo sido víctima de que las tendencias me entren por las redes sociales 😛 Pasa, y más seguido de lo que pensaba. Esta semana que fui consciente de que iba a estar vistiéndome todos los días me hizo ser super selectiva con lo que usaba, al nivel que sin darme cuenta me “obligó” a usar lo que más me gustaba (teniendo en cuenta la estacionalidad, claro está).

Sabiendo los fits que más me gustan, puedo comprar de manera más inteligente.

Si bien estoy comprando muy poquita ropa últimamente, se que a futuro haber hecho este ejercicio me ayudará a elegir la ropa y el calzado más a conciencia, sabiendo que es lo que más disfruto usar.

Me gusta estar cómoda — y eso incluye al calzado.

No es una novedad que me gustan los zapatos. Y si bien hace bastante vengo notando que uso cada vez menos tacos (gracias pandemia), ahora está más que claro que todo lo que no me permita caminar cómodamente durante toda una mañana, se va. O bueno, eso estoy intentando hacer :p Por mientras, aplico la misma enseñanza del punto anterior: no comprar más zapatos incómodos.

Se siente genial vestirse, aún trabajando desde casa.

Los fundamentalistas del pijama me van a odiar, pero encontré que vestirme en casa aún haciendo home office, ¡es super gratificante! Y debo admitir que me pongo hasta zapatos — después de todo tengo que darle uso a todo lo que he adquirido a lo largo de estos años, ¡si no siento que es un desperdicio!

Justamente el hábito de vestirme para trabajar hace que los fines de semana sigan teniendo peso en mi vida — de lo contrario terminaría mezclando los días laborales con los Sábados y Domingos.

Estos son los fits, materiales y estampados que más se repitieron:

¡Y que casualmente coinciden con mi top 5 de looks favoritos del mes!

passion project, fashion project, outfits, ootd, looks

Los vestidos de fibrana con estampados florales

¡Qué cosa que amo esta tela con todo mi ser! Para el verano es una delicia, y tengo ganas de probar a ver cómo podría usar algunos de estos vestidos en invierno también.

passion project, fashion project, outfits, ootd, looks

Las prendas de jean intervenidas

Amo el denim en todas sus expresiones, pero más me gustan cuando llevan roturas, bordados o pintura.

Como punto extra puedo decir también que este mes usé bastantes enteritos (¡cortos y largos!).

passion project, fashion project, outfits, ootd, looks

Las prendas bordadas

Me di cuenta a lo largo del mes que si bien me gustan mucho los colores, los disfruto más en detalles como bordados o accesorios mientras que el resto de la prenda sea más bien en un tono neutro o sólido.

passion project, fashion project, outfits, ootd, looks

Calces holgados u oversized

Yo creo que este es mi mayor descubrimiento en este proyecto: me di cuenta que me siento mucho más cómoda con cortes y fits más holgados que pegados al cuerpo.

Prefiero tener la opción de agregarle un cinturón a un vestido o blusa antes que no tener la opción de que me quede un poco más holgado.

passion project, fashion project, outfits, ootd, looks

Las mangas abullonadas

¡Ustedes no tienen idea lo mucho que amo este top! Unas ganas de tener más cosas así… me parece muy romántico y, de hecho, ¡este es mi look favorito del mes!


Flop 5

Los flops merecen su explicación aparte, porque las prendas por separado me gustan pero no la forma en que las combiné.

En el primer caso siento que la remera tal vez no es de las que más me favorecen en términos de que me queda muy holgada para esa falda irregular.

En el caso del look con la campera verde… hay demasiadas cosas pasando en ese outfit, creo yo hahaha. Por un lado, que siento que esa campera ya no van con lo que estoy buscando en mi estilo (ya se la doné a mi mamá que ama los colores verde), sino que por otro lado la combinación del pantalón con esas botas + el sweater tejido… no se, para mí está raro, como si no tuviera sentido.

El tercero con el palazzo rojo no es que sea feo, pero esa no soy yo. Pequeña confesión: salvo el crop top negro, ¡es toda ropa de mi mamá! No suelo tener eventos ni lugares donde usar ropa más arreglada, así que tuve que pedir prestado cuando me invitaron al casamiento de un amigo del trabajo anterior. Yo se que estuvo bien el outfit para el evento en sí, pero no me sentí para nada cómoda ni a gusto. Simplemente esa no soy yo.

En el cuarto con la falda rosa, no se si decir que no me gusta del todo, pero es una combinación que siempre dejo para lo último. Antes de usar una blusa por lo general elijo una remera o un top, probablemente por eso esté en este flop 5.

El último es el que REALMENTE no me gustó ni me identifica. Es el típico look de un viernes casual en la oficina y nada que hacer, no me gusta, no me hace sentir cómoda ni linda. Amo el combo sweater-camisa, pero a este look particular le hubiera puesto una falda para que sea más ‘yo’.


Conclusión

Me parece que todos deberíamos hacer algo así, aunque sea cada tanto. Tomarnos el trabajo de sacar una foto durante 1 mes de lo que usamos, para poder ser conscientes de lo que más nos gusta y poder comprar de manera inteligente cuando salimos a buscar prendas nuevas.

No es novedad que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo, que encima se ve potenciada por el gran peso que (todavía) tiene el capitalismo. Ser conscientes de lo que nos gusta, de nuestras necesidades a la hora de agregar una prenda a nuestra colección es un pequeño paso hacia consumir de manera más consciente — de ninguna forma les insistiría en comprar diseño independiente o cosas más caras solo por el hecho de ser más ecológicos; entiendo que todo esto es un proceso, y como todo cambio masivo necesita tiempo pero también de nuestra participación para que algo cambie. Comprar menos puede parecer poca cosa, pero es algo.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *