He dejado de bloguear de forma tradicional hace ya un buen tiempo. De hecho, si van y se fijan en la fecha de mi último posteo publicado (antes de este), van a ver que hace MESES que no subo contenido a este espacio de forma regular.

Lo cierto es que desde hace varios meses (¿años?) se libra dentro mío una lucha entre la Flori de la vieja escuela del blogging y la Flori del presente que entiende que, ahora, todo pasa por Instagram. Sería ridículo de mi parte no ver la realidad y entender que los usuarios de Internet, a una velocidad cada vez más vertiginosa, eligen consumir contenido a través de apps en vez de entrar a una página de internet (es decir, un blog).

Hay una cierta comodidad que no podemos negar en los beneficios que traen las apps: encontrás TODO en UN SOLO LUGAR, sin necesidad de tener que abrir docenas de pestañas en un navegador. Entras a Instagram y PUM tenés una galeria visual de outfits/recetas de cocina/ideas de decoración/reseñas de lo que quieras. Entras a YouTube y PUM encontrás una infinidad de tutoriales/unboxings/opiniones. Entras a Twitch y PUM te sentás a mirar lo que alguien está streameando.

Cada plataforma se encarga de reunir el contenido y presentártelo en un formato sencillo y amigable donde no tenes que preocuparte por perderte nada de nadie. Hasta podés activar las notificaciones de tus creadores favoritos para que te avisen cuándo suben algo nuevo.

Se terminó la época donde VOS tenías que encargarte de guardar en marcadores tus sitios preferidos y donde manualmente eras VOS quien tenía que chequear UNO POR UNO para ver si subían algo nuevo.

Nos hemos hasta cansado de suscribirnos a blogs con nuestros e-mails porque estamos HARTOS de recibir newsletter tras newsletter y tener la casilla de correo SIEMPRE estallada.

En resumen: difícilmente como usuarios hoy en día entraríamos a un sitio web a menos que tengamos una razón específica. ¿Para qué? ¿Con qué motivo? Si puedo tenerlo todo con un mismo formato en un solo lugar. Si puedo entablar conversaciones más directas con mis creadores favoritos a través de comentarios y mensajes donde se me avisa cuando me han respondido directo en las notificaciones de mi celular (andá a chequear manualmente si te responden a un comentarios en el blog, ¿nosierto? LOL).

Este espacio en particular seguirá vivo, pero no de la misma forma de siempre. Haré el mejor de mis esfuerzos para que cada posteo sea útil y referenciable, evergreen. Quizá publique todas las semanas, quizá 2 veces al mes o 1. No lo sé. Pero de lo que si estoy segura es de que voy a dejar de exigirle(me) tanto a este lugar.

2 Comments

  1. Los blogs están más vivos que nunca. La gente los lee, y MUCHO. Son excelentes espacios para desarrollar la marca personal. Seguí escribiendo como te salga, no le hagas TANTO caso a los plugins, las keywords y bla bla. La forma de llegar a otros es siendo honesta con una misma. Si hacemos las cosas para que nos vean, nos lean, etc, se pierde toda la magia y eso él usuario lo siente. No preguntes si la gente lee blogs. ¿Qué te importa? Hacé lo que VOS quieras y para VOS, el resto llega solo. Para mi, la mejor estrategia es no tener estrategia 🙂

    1. No coincido mucho con que no tener estrategia es la mejor estrategia, pero sí creo que puedo encontrar un sano equilibrio, ¡de hecho de eso se trata mi post! Solo cambiará el contenido ^^;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *