Y bueno, así fue como llegamos a Diciembre. Me ahorro la pregunta que medio mundo se hace en estas fechas (“¿cómo es que se pasó el año tan rápido?”), porque es demasiado obvia 😛

Como verán, hace bastante que no posteo, y eso por supuesto tiene una razón de ser: estoy traduciendo el sitio para tenerlo todo en inglés y español, ambos idiomas. Y para que se den una idea, si ya no vieron mis stories al respecto, tengo 90 de 99 posteos por traducir. ¡Todo un trabajo! Así que no pienso subir nada nuevo hasta tenerlo todo terminado, para antes del comienzo de 2019, por supuesto (y a excepción de este posteo, que pierde sentido después de comenzado el nuevo año).

Sin más preámbulos, vamos a arrancar este posteo para reflexionar un poco lo que fue mi año:

Cómo me fue con los desafíos del año pasado

El año pasado me propuse un montón de cosas a nivel general. Voy a hacer copy-paste de ese texto acá y les voy a remarcar en negrita y subrayado lo que logré al 100%.

“Quiero estar más saludable, hacer más ejercicio, cuidar de mi cuerpo. Quiero escribir cosas que importen, ser más activista, hablar por aquellos que no se atreven a alzar la voz o no pueden encontrar las palabras. Quiero ser yo misma sin pedir disculpas, arrancando por este espacio y llevándolo lentamente al resto. Quiero contar mi historia como sobreviviente de mi propia enfermedad mental. Quiero estar más presente. Soñar con el futuro, pero estar más en el aquí y ahora, que es lo único que es real.”

Cuáles fueron mis logros

Hice un video sobre enfermedades mentales y mi experiencia con el suicidio.
Fue un video recontra personal, que básicamente me dejó en bolas en frente de todo el mundo. Me puso super nerviosa subirlo, y aunque pensaba que no iba a tener tantas repercusiones por ser un video de casi 20 minutos, mucha gente lo vio. Recibí mensajes directos en Facebook e Instagram, y mucha gente inclusive del trabajo me detuvo en el baño para darme un abrazo y decirme que les había hecho reflexionar mucho acerca del lenguaje que utilizar para hablarle a la gente. , y eso me pone MUY contenta.

Hice también dos videos acerca del marketing de influencers.
Este también tuvo mucha repercusión, sobre todo en la comunidad de influencers con una comunidad más pequeña de seguidores. Es un proceso que vengo atravesando desde Febrero más o menos, que es cuando escribí (de forma privada para amigas) que estaba empezando a cansarme de los #ads y las fotos super irrealistas.

Arranqué a estudiar una nueva carrera.
Que si bien consiste en una serie de cursos intensivos, sigue siendo una rama nueva de estudio para mi ¡y que me interesa mucho! Me tomó bastante tiempo darme cuenta que, si bien el diseño de indumentaria me encanta, no es lo que más me apasiona. Luché durante mucho tiempo con esta realidad, porque desde chica me jacté de que siempre supe qué quería hacer con mi vida — poco sabía que en la vida inevitablemente uno cambia y las pasiones van mutando con las transformaciones que uno va atravesando.

Hoy por hoy puedo decir que mi verdadera pasión es CREAR. Esa es la esencia de lo que me apasiona en la vida. Puede ser escritura, fotografía, diseño, indumentaria… sin importar el medio, la finalidad última es crear.

Estoy usando

Vinchad e moño negro
Hecha por mí

Vestido floral
De segunda mano

Zapatos rosa viejo charol
Zara

Cartera negra
De segunda mano

fashion, fashionista, moda, blogger argentina, fashion blogger, fashion blogger argentina, blogger, lifestyle blogger, thoughts, ootd, outfit, style, look, outfit of the day, lookbook, what i wore, style, spring style, ss style, summer style, blue lipstick, tattoo, tattooed girls, women tattoo, book tattoo, floral tattoo, ruffles, romantic style

Dónde fue que fallé

Descuidé por completo mi salud mental.
La verdad es que no estoy tan bien como pensaba. Mis niveles de ansiedad alcanzaron límites insospechados este año, y muchos pensamientos condicionantes que pensaba que había derrotado volvieron con una fuerza renovada que aún ahora me es difícil descifrar de dónde salió. El hecho de no tener pensamientos suicidas no quita que no tenga temas pendientes por resolver.

No fui lo suficientemente financieramente responsable.
Se ve que no aprendo más, eh. Este año arranqué gastando como loca en nimiedades: ropa, zapatos, accesorios. Me llené de cuotas y recién ahora estoy terminando de pagar las más grosas. Por suerte, a mediados de año me calmé (con toda la onda minimalista que me pegó) y no agregué nada nuevo a la tarjeta, salvo que fuera una compra inteligente. Este próximo año quiero bajar considerablemente los gastos que tengo en las tarjetas de crédito, sobre todo porque me quiero mudar sola y eso conlleva tener en cuenta un montón de gastos que, viviendo con mi mamá en casa, no tengo presentes ahora.

Me obsesioné demasiado con las redes sociales.
Ya se los contaba en el primer posteo del Influencer Manifesto. Me obsesioné con las redes y sus números. Me la pasaba publicando, subiendo, escribiendo, y me olvidé de lo mejor de las redes: ¡lo social! *facepalm*. Me sentía obligada a postear, a subir cosas interesantes todos los fucking días de mi vida, y si la red no mostraba a mis seguidores lo que subía y mis fotos no tenían x cantidad de likes, me bajoneaba. ¡¿Desde cuándo mido mi vida por un p*to like?!

fashion, fashionista, moda, blogger argentina, fashion blogger, fashion blogger argentina, blogger, lifestyle blogger, thoughts, ootd, outfit, style, look, outfit of the day, lookbook, what i wore, style, spring style, ss style, summer style, blue lipstick, tattoo, tattooed girls, women tattoo, book tattoo, floral tattoo, ruffles, romantic style

Pero de todo se aprende

El 2018 fue definitivamente un año bisagra para mí. Cambié muchísimo, crecí muchísimo. Y estoy muy contenta de la dirección que está tomando mi vida. Falta mucho camino por recorrer para llegar a que sea lo que estoy soñando, pero estoy tranquila de que me siento en el camino correcto.

Tengo muchos objetivos para el 2019: algunos se los puedo compartir; otros son más personales y prefiero que queden en la esfera de lo privado ♥. Entre otras cosas y pequeños detalles, quiero ser financieramente más responsable, mudarme sola, rendir el examen internacional de Japonés Nivel 3, leer 24 libros, postear 24 veces en el blog, empezar terapia, traducir mi blog completamente en español e inglés, realizar el proyecto 365 de fotografía, viajar y salir todos los días a correr/caminar.

¡Deséenme suerte!

¿Ustedes ya se pusieron objetivos para el 2019?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *